Las Varices. Terapias complementarias para mejorarlas o impedir su aparición

varices.jpg

 

Las varices, también conocidas como insuficiencia venosa periférica, son dilataciones de las venas que por diversas razones no cumplen correctamente su función de llevar la sangre correctamente de retorno al corazón y, por lo tanto, la sangre se acumula en ellas, se dilatan y  se vuelven tortuosas. Pueden aparecer en las piernas pero también en otras zonas del cuerpo como en el esófago (varices esofágicas), en la región anal (hemorroides) y en los testículos (varicocele).

Por lo tanto una de las principales causas de las varices es una mala circulación. Cuando aparecen varices la venas se puede mejorar con estas dos terapias  que nombraré a continuación aunque se aconseja siempre la visita al médico o naturópata.

Reflexología podal en el tratamiento de las varices

Entre los tratamientos alternativos se recomienda la reflexología podal  para aliviar el dolor, considerándose uno de los más eficaces.

reflexologia podal.png

Pero la reflexología raramente se utiliza como tratamiento primario para las venas varicosas, en general se trata de un complemento para ayudar a aliviar el dolor, por lo tanto debe emplearse con medicamentos de prescripción médica o de otras curas alternativas más potentes.

Trabajaremos los puntos activos de las áreas del colon, hígado, riñones y bazo, después tonificaremos las glándulas suprarrenales, páncreas, tiroides y pituitaria.

Como en toda terapia física se requiere una practica regular para obtener los resultados beneficiosos. Lo normal para el caso de las varices en las piernas es de dos veces a la semana durante un tiempo estimado de tres y seis semanas.

Drenaje linfático manual para el tratamiento de las varices

El drenaje linfático manual es un método terapéutico que utiliza manipulaciones parecidas al masaje para estimular el movimiento de la linfa.

La linfa es un líquido muy similar al plasma, amarillento, blanquecino o transparente, dependiendo del lugar del organismo en que se forme, que circula por los vasos linfáticos. En su composición encontramos, agua, proteínas, sales minerales, macromoléculas de grasa, si bien en cantidades distintas a las del líquido intersticial (filtrado de plasma sanguíneo proviniente de los capilares). Las proteínas y el agua están en mayor proporción. Contiene leucocitos, principalmente linfocitos y macrófagos y accidentalmente hematíes, pudiendo coagularse igual que la sangre.

sistema linfatico.jpg

Su principal objetivo es el tratamiento del linfedema, también ayuda en los cuadros de varices. Pero no debe efectuarse en varices tortuosas y con relieve.

linfatico2.jpg

Interesante vídeo de Ana María Lajusticia con una explicación de la mala circulación en las piernas:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s