Masaje del tejido conjuntivo en el túnel carpiano

 

tunel carpiano.png

 

El síndrome del túnel carpiano se produce cuando el nervio mediano, que va desde el antebrazo hacia la mano, se comprime o se aprieta en la muñeca. El nervio mediano controla las sensaciones del lado palmar del pulgar y los dedos (aunque no el meñique), al igual que impulsos a algunos músculos pequeños en la mano que permiten que se muevan los dedos y el pulgar. El túnel carpiano, un corredor rígido y estrecho de ligamento y huesos en la base de la mano,  aloja al nervio mediano y los tendones. A veces, el engrosamiento de tendones irritados u otra inflamación estrecha el túnel, y causa que se comprima el nervio mediano. El resultado puede ser dolor, debilidad, o entumecimiento en la mano y la muñeca, que se irradia por el brazo. Aunque las sensaciones dolorosas podrían indicar otras afecciones, el síndrome del túnel carpiano es la más común y ampliamente conocida de las neuropatías por atrapamiento en las cuales los nervios periféricos del organismo están comprimidos o traumatizados.

Síntomas:

Generalmente los síntomas comienzan gradualmente, con ardor y hormigueo frecuente o entumecimiento con picazón en la palma de la mano y los dedos, especialmente el pulgar, el índice y dedo medio. Algunas personas que padecen el síndrome de túnel carpiano dicen que sus dedos se sienten inútiles e hinchados, aún cuando no es casi aparente la inflamación. A menudo los síntomas aparecen primero en una o ambas manos durante la noche, ya que muchas personas duermen con las muñecas flexionadas. Una persona con el síndrome del túnel carpiano puede despertarse con la necesidad de “sacudir” la mano o la muñeca. A medida que los síntomas empeoran, las personas pueden sentir hormigueo durante el día. La disminución en la fuerza de agarre podría dificultar cerrar el puño, coger objetos pequeños, o realizar otras tareas manuales. En casos crónicos y/o no tratados, los músculos en la base del pulgar podrían atrofiarse. Algunas personas no pueden discriminar entre calor y frío al tacto.

Causas:

El síndrome del túnel carpiano a menudo es el resultado de una combinación de factores que aumentan la presión sobre el nervio mediano y los tendones en el túnel carpiano, en lugar de un problema con el nervio mismo. Podría haber una predisposición congénita—el túnel carpiano es simplemente más pequeño en algunas personas que en otras. Otros factores que contribuyen incluyen traumatismo o lesión en la muñeca que causa inflamación, como un esguince o una fractura, obesidad, sobreactividad de la glándula pituitaria, hipotiroidismo, artritis reumatoide, problemas mecánicos en la articulación de la muñeca, estrés laboral, uso repetitivo de herramientas de mano vibradoras, retención de líquidos durante el embarazo o la menopausia, o el desarrollo de un quiste o tumor en el canal. En algunos casos no puede identificarse ninguna causa.

tunel carpiano 2.jpg

Existen pocos datos clínicos para probar si los movimientos repetitivos y contundentes de la mano y la muñeca durante el trabajo o las actividades recreativas pueden causar el síndrome del túnel carpiano.

tunel.jpeg

Otros trastornos como la bursitis y la tendinitis han sido asociados con movimientos repetidos realizados en el curso del trabajo normal o de otras actividades cotidianas. El calambre del escritor, una afección en la cual la carencia de coordinación de destrezas motoras finas y el dolor y la presión en los dedos, muñeca, o antebrazo, también puede desencadenarse por la actividad repetida.

tunel carpiano4.jpg

Las mujeres tienen una probabilidad tres veces mayor que los hombres de desarrollar el síndrome del túnel carpiano, tal vez debido a que el túnel carpiano en sí puede ser más pequeño en algunas mujeres que en los hombres.

Las personas con diabetes u otros trastornos metabólicos que afectan directamente los nervios del organismo y los hacen más susceptibles a la compresión también se encuentran en alto riesgo. El síndrome del túnel carpiano generalmente se produce solamente en los adultos.

El masaje del tejido conjuntivo:

El masaje de tejido conjuntivo consiste en trabajar la mano y el antebrazo con trazos miofasciales que producen micro-estiramientos, liberando y elastificando la musculatura de la zona y sus tendones para eliminar la tensión en la muñeca. Van muy bien los retorcimientos transversales en brazo, codo, antebrazo y muñeca con decoaptaciones de las articulaciones implicadas y manipulaciones de tejido conjuntivo en los carpos y dedos de la mano.

Además, dicha terapia estimula los receptores sensoriales del tejido y de este modo manda al cerebro nuevos patrones de estado, contrarrestando así el dolor atrapado en la memoria celular.

masaje tunel carpiano2.jpg

Beneficios del masaje:

Con el masaje de tejido conjuntivo los síntomas del síndrome del túnel carpiano mejoran notablemente y en la mayoría de los casos no es preciso llegar a la cirugía, además ésta puede tener complicaciones, la operación es el último recurso y la palabra la tienen los doctores. No obstante, si no hay más remedio, le habrá beneficiado mucho el trabajo de tejido conjuntivo antes de la operación, pues los tejidos están mejor preparados. Después, durante la rehabilitación esta técnica es crucial para una buena recuperación.

Por lógica, el masaje de tejido conjuntivo está contraindicado en fracturas, fiebre, tumores, aneurismas o enfermedades infecciosas, flebitis o en los primeros tres meses del embarazo. El terapeuta ha de conocer en profundidad las indicaciones y contraindicaciones de esta terapia.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s