Cervicales. Ejercicios y estiramientos

cervical1.jpg

 

El dolor cervical es una molestia en cualquiera de las estructuras del cuello, entre ellas, los músculos, los nervios, los huesos (vértebras) y los discos intervertebrales.

Causas: 

Una causa común del dolor cervical es la tensión o distensión muscular. A menudo, las actividades diarias son las responsables:

– Tener una mala postura al ver la televisión o lee.

– Colocar el monitor del ordenador demasiado alto o demasiado bajo.

– Dormir en una mala posición.

– Torcer el cuello bruscamente mientras realiza cualquier ejercicio o actividad.

Las caídas o accidentes pueden causar lesiones cervicales graves, como fracturas de las vértebras, latigazo cervical, lesión de los vasos sanguíneos, etc.

– Afecciones médicas como puede ser la fibromialgia.

– Artritis cervical o espondilosis.

– Ruptura del disco.

– Pequeñas fracturas de la columna por osteoporosis.

– Estenosis raquídea (estrechamiento del conducto raquídeo).

– Esguinces.

– Infección de la columna (osteomielitis, disquítis, absceso), etc.

cervical2.jpg

Ejercicios: 

Flexión lateral: Inclina la cabeza hacia el lado izquierdo como si se tocara la oreja con el hombro. Mantén la posición durante unos 5 segundos y regresa a la posición inicial. Repite el ejercicio hacia el lado derecho.

cervical3.jpg

Hombros: Siéntate en una silla y apoya la espalda totalmente en el respaldo. Sube los hombros lo más que puedas y mantén en esta posición durante unos 5 segundos. Regresa a la posición inicial bajando los hombros lentamente. Repite el ejercicio.

cervical4.jpg

Flexión con extensión: Inclina la cabeza hacia atrás muy lentamente. Mantén durante al menos 5 segundos. Regresa a la posición inicial lentamente. Repite el ejercicio.

cervical6.jpg

Mariposa: Recuéstate sobre una superficie plana y lleva los brazos detrás de la cabeza. Mantén esta posición al menos 5 segundos. Después deja caer los brazos hacia los lados para poder tocar el suelo con los codos.

cervicales7.jpg

Giros laterales: Siéntate y gira la cabeza hacia un lado. Mantén esa posición al menos durante 5 segundos, regresa lentamente a la posición inicial. Repite el ejercicio hacia el lado opuesto.

cervical8.jpg

Los ejercicios y sus estiramientos se harán siempre con lentitud. Inhalando y exhalando. Inhalas al comenzar, exhalas al estirar.

Fitoterapia:

Algunas hierbas que pueden colaborar contigo:

Infusiones de abedul, jengibre, ortiga, lavanda, sauce, matricaria, hipérico…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s