El herpes labial

Es una infección cutánea producida por un virus. También se conoce como fiebre o fuego.

herpes labial1.jpg

Este virus vive en las personas en estado latente y se manifiesta en determinadas circunstancias.

Síntomas:

El primero de ellos es sentir una sensación de hormigueo (parestesia) o picor que suelen identificar rápidamente aquellas personas que ya han tenido alguna vez un herpes labial y que les lleva a percibir que antes de 48 horas aparecerá en su labio. Después se enrojece una de las zonas del labio para dar paso a la aparición de vesículas con líquido. Estas formarán costras al romperse. La infección desaparece pasados siete días.

herpes labial2.jpg

El herpes aparece siempre en el mismo sitio y si es recurrente hay que tratarlo porque puede dejar cicatrices.

Una alimentación poco equilibrada,  saltarte comidas,  no descansar las horas suficientes o encadenar varias jornadas en el trabajo ocasionando demasiado estrés con situaciones personales que generan ansiedad, son algunos de los factores que pueden causar esa baja de defensas que te pueden ocasionar un herpes ( en este caso hablamos del labial).

alimentos no equilibrados.jpg

Excesiva  exposición al sol, menstruación, estrés.

exceso sol.jpg

Estado inmunológico depresivo.

sistema inmunologico.jpg

Aumenta el consumo de vitamina C: esta vitamina ayuda a depurar el cuerpo de toxinas innecesarias que fomentan la incubación de virus y gérmenes.

Remedios naturales:

Aplica gotitas de naranja, tomate o limón encima de la llaga. La cascarita blanca que se encuentra en el interior del limón o naranja, es excelente para aliviar este malestar.

Se recomienda:  mantener limpia y seca  la zona, reemplazar tu cepillo de dientes,  evitar consumir azúcar blanca (refrescos, colorantes, pasteles, galletas, etc).

Causa emocionales:

causa emocional del herpes.jpg

Deseo ardiente y reprimido de maldecir.

Está asociado con esos pequeños brotes de ira y/o frustración que no podemos “decir”.

Así pues,  el herpes puede darme el mensaje que vivo una pena, un cansancio frente a la vida, una falta de amor propio. Este virus plantea todo los temas de vergüenza, culpabilidad, compromiso y negación de sí, frecuentemente vinculados con la sexualidad.

Ceso de juzgarme y de juzgar a los demás con severidad. Aprendo a abrirme a los demás. Me hago más confiad@ en mis relaciones íntimas. Me amo más y vuelve el sol en mi vida. Estoy orgullos@ de ser quien soy.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s