Cifosis y Lordosis

lordosis y cifosis.jpg

La cifosis y lordosis son dos tipos de escoliosis, una deformidad que causa una curvatura inusual en la columna vertebral. Aunque la columna se puede curvar tanto para la derecha como la izquierda, las personas con cifosis tienen columnas que se arquean hacia el exterior, causando una apariencia jorobada; y las personas con lordosis tienen columnas que se doblan demasiado hacia adentro, lo que causa una apariencia inclinada hacia atrás (hacia el interior del arco). Se cree que ciertos ejercicios pueden corregir o al menos aliviar el grado de algunas curvaturas de columna anormales entre quienes sufren lordosis o cifosis.

Ejercicios para la cifosis:

Sentado en el suelo, piernas estiradas, manos apoyadas atrás. Llevar el pecho hacia adelante, mantener unos segundos y relajar. Repetir al menos 15 veces.

Tumbados en el suelo. Pies apoyados con rodillas flexionadas. Llevar los brazos extendidos hacia atrás por encima de la cabeza tomando aire, hasta tocar el suelo con las manos por lo menos. Volver a la posición inicial espirando.

De rodillas frente a un espaldar. Colocar las manos sobre éste con brazos extendidos y separados un poco más el ancho de hombros. Espalda recta. Inclinarla hasta que la cabeza en línea con el tronco, sobrepase la línea de los hombros.

La cifosis también es la resultante por compensación de un aumento de la curvatura lumbar.

Por eso hay que estirar la zona baja de la espalda y permitir restablecer la función dorsal.

Tumbados de espalda en el suelo. Brazos extendidos al costado del cuerpo con palmas hacia arriba. Piernas elevadas y flexionadas. Llevar rodillas hacia el pecho, elevando la cabeza del suelo. Mantener unos segundos y regresar.

columna con cifosis.jpg

Ejercicios para la lordosis:

De pie con la espalda apoyada contra una pared. Pies separados poco más del ancho de caderas y a unos 30 cm de la pared. Apoyar la mayor cantidad de puntos del cuerpo contra la misma,  flexionando las piernas lo que sea necesario. Esta postura suprime las curvas, obligando a estirar la musculatura posterior y a trabajar en contracción el plano anterior.

Mantener el tiempo que se pueda antes de sentir fatiga. Respirar normalmente, pero en forma profunda y rítmica.


De pie. Colocar un libro de cierto peso sobre la cabeza. Mantener el equilibrio en posición vertical y luego caminando. Este ejercicio obliga a utilizar el sistema de autocrecimiento del cuerpo, aumentando la percepción y corrigiendo la postura.

Abdominales:

El trabajo de la pared anterior es necesario para ayudar a reducir la lordosis de la zona lumbar.

De espaldas al suelo. Piernas flexionadas y elevadas,  rodillas al pecho. Manos a la nuca.

Elevar el tronco solo hasta los 30º de flexión, espirando. Volver inspirando. Realizar tres series de 20 repeticiones.

lordosis.jpg
Adjunto interesantes vídeos de fisioterapia Online:

https://www.youtube.com/watch?v=C8cLv1FfoBQ

Cómo corregir la postura de la espalda encorvada mediante ejercicios, automasajes y estiramientos

https://www.youtube.com/watch?v=gn0A2j3PYJs

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s