La celulitis

celutilis.jpg

Aunque el término médico de celulitis sirve para hacer referencia a la inflamación del tejido celular subcutáneo provocado por una infección, comúnmente usamos este vocablo para referirnos en realidad al acumulo de tejido graso en determinadas zonas del cuerpo, formando nódulos de grasa, toxinas (anhídrido carbónico, agua, potasio, urea, ácido láctico y otras sustancias) y agua.

A diferencia de lo que se cree, la celulitis, no tiene que ir asociada al sobrepeso o la obesidad, ya que puede aparecer en personas obesas, delgadas o en su peso normal.

¿Cuáles son sus causas?

La celulitis, parece tener una causa de tipo hormonal, hecho que viene corroborado por la presencia fundamentalmente en mujeres, ya que más del 85 % de la población femenina tiene celulitis. También las mujeres cuando empiezan a tomar anticonceptivos hormonales en los que se le aporta un estrógeno, pueden empezar a notar, por fortuna no siempre, que retienen más líquidos y que la celulitis va en aumento. El hombre la puede presentar cuando existe un hipogonadismo, una insuficiente secreción de hormonas masculinas, una castración o cuando se somete a tratamientos con estrógenos o antiandrógenos como ocurre en el cáncer de próstata. Cuando un niño y una niña no han llegado aún a la pubertad, si los observamos desde atrás difícilmente sabremos quien pertenece a un sexo o a otro. Sin embargo, al llegar el despertar hormonal de la pubertad, la niña desarrollará sus pechos e irá depositando grasa en las caderas, lo que conformará la típica silueta femenina. Si este depósito se acentúa por una excesiva estimulación estrogénica, la grasa formará con probabilidad nódulos y la piel tendrá un aspecto de piel de naranja.

piel de naranja.jpg

Es muy frecuente encontrar también en las mujeres afectadas de celulitis, una falta de tono muscular de algunos de los músculos de la zona como los glúteos y el tensor de la fascia lata, provocada por las características anatómicas de las cadera de la mujer, sobre todo cuando esta es demasiado ancha, hecho que viene determinado por la acción de las hormonas femeninas. Esta afectación muscular, ocasionará cambios en la circulación de retorno que con el paso del tiempo causarán una insuficiencia circulatoria de las extremidades inferiores, con tendencia a la extravasación serosa y linfática. La retención de líquidos procedentes del sistema circulatorio y del sistema linfático provocará una serie de cambios bioquímicos locales y generales sobre los adipocitos o células grasas, componentes del tejido conjuntivo (hialuronidasa, colágeno y elastina) y hormonas tiroideas que se traducirán en un aumento del volumen y formación de nódulos en las zonas afectadas. Además existen factores genéticos y étnicos, y aunque aún no ha quedado demostrado en que genes se determina la tendencia o no a tener este acumulo de grasa y líquidos, es obvio que existen familias donde las mujeres lo padecen con más intensidad y lo mismo ocurre con ciertas razas si las comparamos pues las mujeres latinas tienen mayor tendencia que las nórdicas y a su vez menos que ciertas etnias africanas.

Las alteraciones de la microcirculación que también pueden venir asociadas a factores genéticos influyen también sin lugar a dudas en el desarrollo de la celulitis pues un mal drenaje y circulación de los miembros inferiores predispone a una acumulación de líquidos.

Las alteraciones hepáticas también pueden favorecer el desarrollo de la celulitis pues se puede producir una acumulación de residuos y deshechos tóxicos tanto a nivel local como a nivel general que provocan su eliminación con normalidad y su depósito en el tejido graso favoreciendo de esta manera que se perpetúe y acentúe la celulitis.

El estrés también se empieza a considerar como un factor que favorece la aparición de celulitis, pues la adrenalina favorece el depósito de grasa en el tejido celular subcutáneo

Otros factores que podemos considerar como agravantes son:

Hábitos alimenticios:

alimentos para la celulitis.jpg

Si coexiste una obesidad con la celulitis, ésta se intensificará.
La falta de fibra en la alimentación que provoca problemas de estreñimiento hace que éste, dificulte el retorno venoso al estar toda la zona de la pelvis llena de heces que no se expulsan, con lo que con el paso del tiempo se afectará la microcirculación extravasándose líquidos que provocará un aumento de la celulitis.

El exceso de sal en la dieta que provoca retención de líquidos.
La falta de ingesta de líquidos, pues a diferencia de lo que se suele pensar, cuanto menos agua se bebe, más líquido se retiene.

Forma de vida: Todos ellos actúan sobre los factores agravantes o predisponentes, especialmente sobre la circulación:

Sedentarismo y falta de ejercicio físico.

ejercicio para la celulutis.jpg

Uso de prendas demasiado apretadas en las piernas (pantalones, fajas, medias).
Uso de tacones demasiado altos (más de 5 centímetros).
Abuso de café, tabaco y alcohol.
Tratamientos inadecuados (masajes violentos, corticoides, anticonceptivos,..).
Posturas incorrectas como estar de pie o sentada demasiado tiempo, cruzar las piernas.
Fases evolutivas en la celulitis:

La celulitis evoluciona de unas fases a otras, complicándose cada vez más y siendo cada vez más difícil su tratamiento y desaparición, de ahí la importancia de conocer en que fase nos encontramos para establecer un adecuado tratamiento y un pronóstico en cuanto a resultados.

fases de la celulitis.jpg

Fase I o de ectasia circulatoria: La mala circulación provoca que se vayan acumulando líquidos alrededor del adipocito. Clínicamente se traduce en una sensación de pesadez de piernas, palpándose la zona celulítica como más espesa, infiltrada, la piel con menos elasticidad y si presionamos puede empezar a verse la piel de naranja. También se pueden observar algunas arañas vasculares muy finas.

Fase II o exudativa: Al aumentar la dilatación vascular se produce una salida de líquido desde los capilares de forma más intensa presentándose la piel edematizada. A los síntomas anteriores se une el dolor a la palpación, el aspecto de piel de naranja más evidente a la presión y aparición de estrías y varices.

Fase III o de proliferación fibrosa: El colágeno de la dermis e hipodermis degenera, formando bloques en cuyo interior quedan aprisionados los adipocitos cargados de triglicéridos al alterarse el metabolismo celular, formándose nódulos. La piel de naranja, aparece espontáneamente sin necesidad de presión, apareciendo a la palpación la piel fría sin elasticidad, seca y con hoyuelos. A diferencia de las etapas anteriores en que el proceso es reversible, aquí se necesita un tratamiento mucho más exhaustivo y mantenido.

fase 4 de la celulitis.jpg
Fase IV o de fibrosis cicatricial: El colágeno degenerado va comprimiendo vasos y fibras nerviosas alterándose la nutrición del tejido conjuntivo que por sumación de efecto, va provocando que los micromódulos se conviertan en macronódulos. La piel de naranja deja paso a una piel como acolchada. En esta etapa el proceso no es reversible pudiendo mejorarse estéticamente con tratamientos locales.

Pautas para el tratamiento:

anticelulitico.jpg

Según el tipo de celulitis que encontremos y su grado evolutivo se aconsejan matices en el tratamiento, aunque siempre irá dirigido a la activación de los sistemas de degradación de lípidos, a mejorar la circulación y el metabolismo del tejido infiltrado de celulitis.

Sesiones de masaje anticelulítico: 20 sesiones. Mínimo 10 (nunca menos).

Distribución de la sesiones:

– Diarias la dos primeras semanas (10 sesiones).
– Días alternos, tres semanales (10 sesiones en tres semanas y un día).
– Dos días por semana (10 sesiones en cinco semanas)-Esta sería una buena opción-

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s