Sistema Linfático

 

sistema linfático.jpg

 

El sistema linfático es uno de los más importantes del organismo, se considera parte del sistema circulatorio ya que esta conformado por conductos muy similares a los vasos capilares, a diferencia de que los conductos linfáticos transportan la linfa. Está formado principalmente por linfa, vasos linfáticos y ganglios linfáticos.

La linfa es un líquido corporal mucho más abundante que la sangre, que corre por los vasos linfáticos, es incoloro y proviene de la sangre y regresa a ella. Está compuesta por un líquido claro muy débil en proteínas y rico en grasas, es muy parecido a la sangre pero a diferencia de que las células que contiene son glóbulos blancos, los cuales ya sea que migren de los capilares o procedan de los ganglios linfáticos. La médula ósea y el timo producen las células que se encuentran en la linfa, por lo que estos órganos son también parte del sistema linfático.

La linfa hace el recorrido por las calles y avenidas del sistema linfático gracias al suave empuje de las contracturas de los músculos y de la pulsación de las arterias cercanas, así como del movimiento de las extremidades, es considerado la segunda red de transporte más importante del cuerpo. Cuando un vaso sufre una obstrucción, la linfa se acumula en la zona afectada, y produce lo que se conoce como edema, una hinchazón un la zona.
Para mantener sano el sistema linfático, se deben valorar las medidas siguientes:

Se debe realizar cada día actividad física para fomentar la adecuada circulación de la linfa. La gimnasia, el yoga, el taichí, la natación, el senderismo, la bicicleta, etc., ayudan a la linfa a limpiar bien las extremidades del cuerpo y fomentan y estimulan un buen funcionamiento de todo el sistema. Las personas sedentarias corren el riesgo de no tener un sistema linfático fuerte y trabajando óptimamente, es por eso que son más propensas a enfermarse.

ejercicio aire libre.jpg

Comer alimentos ricos en vitamina C y A, así como incluir en la dieta cereales integrales, verduras y el suficiente liquido (agua natural), es imprescindible para que el sistema linfático pueda mantenerse en las mejores condiciones. Se deben beber al menos dos litros de agua pura al día.

alimentos ricos en c y a.jpg

Los masajes linfáticos son un recurso estupendo para aquellas personas que desean activar y mejorar su circulación linfática.

drenaje linfatico manual.jpg

Causas emocionales de los problemas linfáticos:

Los problemas linfáticos se deben, además, a que la persona puede estar sometida a una vida no centrada en lo esencial, donde se guardan emociones de rechazo y se contienen emocionalmente, ya sea cosas desagradables o que sienten les dañan, incluso puede haber actitudes obsesivas. Todas estas reacciones emocionales causan gran tensión y desgaste interior en los sistemas circulatorios, los cuales a larga los debilitan y enferman. Es por eso de gran importancia no olvidar cultivar el mundo interior, aprender a conocerse,encontrar nuevos valores en la vida y tener la voluntad de modificar hábitos que son nocivos y enfocarnos en aquello que traiga y nos haga circular verdadera plenitud en nuestra vida.

relax.jpg

Anuncios

Un comentario en “Sistema Linfático

  1. Maravilloso María del Mar, encontrar un espacio en la web con información valiosa y de total pertinencia cuando nos queremos ocupar de nosotros de manera consciente para equilibrar cuerpo y mente.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s